Viaje a Eslovenia

Día 4 Bled - Vintgar Gorge - Bled (8 Km.)

Eslovenia


 

(a 4 Km.) Vintgar Gorge: La Vintgar Gorge (la garganta Vintgar) es una de las atracciones naturales más populares de Eslovenia. Se encuentra a 4 Km al norte de Bled, justo detrás de los pueblos de Podhom y Zasip, donde el río Radovna corta la profunda garganta entre las Colinas de Hom y Borst.

Vintgar Gorge
Vintgar Gorge

No fue descubierta hasta 1891 por Jakob Žumer, un cartógrafo y fotógrafo de Bled. El descubrimiento fue accidental y se produjo cuando el nivel del agua del río Radovna era muy bajo. Empezó su exploración desde Spodnje Gorje y fue subiendo hasta su final en Blejska Dobrava. Debido a si belleza natural decidieron preparar la garganta para poder visitarla. Consiste en un camino (de pago, aunque su precio es razonable) de 1.600 metros abierto al público el 26 de Agosto de 1.893. El camino está formado por sucesivas pasarelas de madera suspendidas sobre el río. Es ideal para ir con niños, aunque sean muy pequeños. La ruta por la garganta propiamente dicha no dura más allá de 25 ó 30 minutos (o 40 debido a las paradas frecuentes para realizar fotos), hasta la cascada Šum, de 16 metros de altura. El camino es frío debido a que el Sol apenas entra en la garganta. No recomendable para sillas de ruedas debido a que existen escalones.

Vintgar Gorge
Vintgar Gorge

La garganta tiene como tres etapas. En la primera, caminando desde Podham, el agua es rápida y furiosa, chocando contra las rocas y cayendo en pequeñas pozas. En la segunda parte el agua está calmada. Parece que estés al final del camino, pero el río despierta de nueva. Esta última zona es la más fría y es ideal para refrescarse durante unos de los calurosos días de verano. También hay una zona de Picnic en el camino, siempre y cuando tengas la suerte de encontrar sitio libre. Tanto al inicio como al final de la garganta hay una serie de puestos para comprar bebidas, con baños públicos disponibles.

Vintgar Gorge
Vintgar Gorge

Una vez llegado al final podemos deshacer el camino realizado o llegar hasta Zasip y volver a Bled. Si se quiere extender el paseo, se puede coger el sendero que va desde la entrada en la cascada Šum hasta la ermita de Santa Katarina. Es la única parte que presenta un poco de ascenso (unos 150 mts) pero en una media hora llegamos a la ermita, donde hay también un bar-restaurante con columpios, un sitio perfecto para hacer una parada. La ruta continúa en dirección a Vintgar a través de prados y árboles por las laderas del Monte Hom en un suave descenso. A nuestra izquierda tenemos a la vista siempre las colinas y montes que rodean a Bled y la depresión por donde fluye el río Sava Dolinka en su camino hacia el Sur. En total el recorrido largo nos llevara entre 2 y 3 horas (son unos 5 km.) dependiendo del ritmo y paradas que se realicen.

Vintgar Gorge
Vintgar Gorge

(a 4 Km.) Bled: Bled es una población eslovena, a orillas del Lago Bled, en la parte noroccidental de Eslovenia. Está situada pocos kilómetros al sur de la frontera con Austria y alrededor de 50 kilómetros al Noroeste de la capital del país, Liubliana. Bled tiene 11.300 habitantes, según el censo de 2002, 5.164 en el pueblo mismo. Bled es especialmente famoso por el Lago glacial de Bled, que atrae a numerosos turistas a lo largo de todo el año. En las orillas del lago, entre los bosques, hay diversas iglesias y castillos mirando al mismo, que convierten al paraje en idílico. Rodeado por los Alpes Julianos, el paisaje recuerda mucho el Tirol: praderas suaves, montañas coronadas de nieve, granjas con geranios en los balcones y pueblos alrededor de una iglesia con su campanario estilizado.

Bled
Bled

Esta población, además de ser un centro de actividades turísticas, posee dos monumentos a destacar: la Iglesia de Santa María de la Asunción, ubicada en la isla del centro del lago, y que seguramente es una de las fotografías más famosas del país. La iglesia es de estilo neogótico y en ella se encuentra la "campana de los deseos" del 1534, que según la leyenda, quien la toca en honor a la Virgen verá sus deseos hechos realidad. A la isla se puede acceder alquilando en la orilla del lago barcas de madera. El segundo monumento de interés es el castillo ubicado sobre un precipicio al borde del lago y en lo alto del pueblo de Bled.

Bled
Bled

Ascendemos por la empinada calle empedrada que va hacia el castillo. Una vez superada la puerta de la muralla, al tomar la curva, podemos pararnos a contemplar las vistas sobre el lago. El castillo barroco, mencionado por primera vez en en año 1011, posee un museo que lleva a los visitantes en un viaje a través de la agitada historia de Bled, desde el momento en que aparecieron los primeros asentamientos en el área hasta el día de hoy. El mobiliario del museo interpreta la cultura del asentamiento a lo largo de las diferentes épocas. Los muros del castillo son románicos, y otros edificios del castillo son de origen renacentista. Aprovechamos la tarde para comer la típica tarta eslovena de crema y nata (kremšnita) y unos helados. Realizamos un corto paseo por el camino entretenido camino que rodea el lago, custodiado por numerosas terrazas y acompañados en algunos tramos por grupos de patos que se acercaban a la orilla.


 

Anterior | Menú Eslovenia | Siguiente


Eslovenia