Viaje a Marrakech

Día 1 Barcelona - Marrakech (Medina y Plaza Jamaa el Fna)

Marrakech


 

Marrakech: Como otras ciudades imperiales marroquíes, Marrakech está dividida fundamentalmente en dos partes: el centro con la gran Medina o ciudad vieja, rodeada de espectaculares bastiones de tierra roja, y, fuera de las murallas, la ville nouvelle o ciudad nueva, construida por los franceses en los años del dominio colonial y en continua expansión.

Riad Mariana
Riad Mariana

La ciudad vieja y la nueva son entidades administrativas separadas, gobernadas en parte por reglas distintas: en la Medina el alcohol está prohibido y los edificios no pueden superar los tres pisos de altura. En cambio, sirve para toda Marrakech la regla según la cual el exterior de los edificios tiene que ser rojo-ocre, el color natural de la tierra local, usada tradicionalmente como material de construcción. De ahí su sobrenombre de "ciudad roja".

Riad Mariana
Riad Mariana

La Medina de Marrakech está llena de antiguos palacios y mezquitas, que como es costumbre en Marruecos, no están abierta a los no musulmanes. Su lugar más emblemático es la gran plaza de Jamaa el Fna. Al oeste de los bastiones de la Medina se extiende la ville nouvelle, con los barrios de Guéliz e Hivernage; la arteria principal es la Avenue Mohammed V, una amplia avenida arbolada que desemboca junto a una de las puertas de la ciudad vieja. En dirección este, finalmente, se encuentra el barrio residencial de la Palmeraie.

Plaza Jemaa El-Fna
Plaza Jemaa El-Fna

Todo en Marrakech gira en torno a Jamaa el Fna. Miles de personas se dan cita en este espacio público llenándolo de color, cultura y negocio. Contadores de cuentos, maestros exponiendo sus enseñanzas, encantadores de serpientes, danzantes, dentistas, vendedores de zumos de fruta, acróbatas, escritores de cartas, aguadores... un infinito número de actividades y personas que se juntan y van abarrotando la plaza y sus callejeas adyacentes según va llegando la noche.

Plaza Jemaa El-Fna
Plaza Jemaa El-Fna

La plaza es de grandes dimensiones y está rodeada por todos los lados, menos por uno, por la medina repleta de zocos clasificados por su actividad principal. En los bordes de la plaza se han establecido un buen número de cafés, como el café Francia, y restaurantes de todas las categorías, que abren sus terrazas hacia el espectáculo que se forma en esta monumental escena.

Plaza Jemaa El-Fna
Plaza Jemaa El-Fna

A la hora de cenar también se montan restaurantes provisionales que ofrecen comidas típicas llenas de sabor y color: couscous caliente, cabezas de cordero asadas, ensaladas, buñuelos... todo listo para degustar en mesas dispuestas ahí mismo.. La plaza queda iluminada por cientos de lucecitas e inundada de humo con multitud de olores.

Plaza Jemaa El-Fna
Plaza Jemaa El-Fna

El espacio cultural de la Plaza Jemaa el-Fna fue Inscrito por la Unesco en 2008 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2001). Como curiosidad comentar que Alfred Hitchcock rodó en Jamaa el Fna escenas de la película El hombre que sabía demasiado.

Plaza Jemaa El-Fna
Plaza Jemaa El-Fna

Regresamos a través de las concurridas calles de la Medina hasta el Riad Mariana.


 

Menú Marrakech | Siguiente


Marrakech