Viaje a Eslovenia

Día 8 Laško - Ljubliana - Pivka (150 Km.)

Eslovenia


 

(a 91 Km.) Ljubliana: Con sus 276.000 habitantes, la capital eslovena, fue fundada según la leyenda, por el príncipe griego Jasón y sus compañeros de viajes los argonautas mientras huían del rey Aitea; a quien habían robado el Vellocino de Oro. Ljubljana está creciendo como uno de los destinos más populares entre los viajeros europeos, en especial de los italianos. Tras separarse de Yugoslavia en 1991, la niña bonita de los Balcanes, incorporada a la Unión Europea 2004 y a la zona euros en 2007, apenas ha sufrido durante los conflictos bélicos en la zona, preservando un maravilloso entorno natural que se adereza con una buena oferta monumental, atractivos naturales y propuestas de turismo activo para todos los gustos.

Cuando llegas por primera vez a Liubliana, lo mejor es subir al castillo para divisar la ciudad al completo. Esta fortaleza medieval vigila la urbe desde lo alto a la que se asciende dando un agradable paseo. Los exteriores del complejo ofrecen estupendas vistas de la ciudad y las montañas que la rodean. La torre acoge un museo virtual, que hace una presentación 3D de la historia de la ciudad.

Desde el Castillo podrán divisar los cinco puentes: los famosos tres puentes en el casco antiguo, el puente de los Zapateros y el puente de los Dragones; en torno a los que está organizada toda la ciudad. Bajen y aprovechen para callejear esta alegre ciudad, que desde 1992 Luibliana está repleta de plazas alargadas, cafeterías con mesas dispuestas al aire libre y numerosos músicos callejeros.

Paseando por el casco antiguo es inevitable comparar la capital eslovena con otras ciudades europeas para descubrir su historia. Ljubljana recuerda Praga por su pasado medieval y por las reformas que aplicó Plecnik, quien vivió en la capital chica una temporada. Se parece a Viena por los edificios construidos durante el imperio austriaco de los Habsburgo; y por la arquitectura judendstil, que transformó el centro tras el terremoto que la arrasó a finales del siglo XIX. Con Salzburgo, la otra gran ciudad austriaca, la unen los colores pastel de sus templos católicos, como la rosada iglesia franciscana de la Anunciación. La semejanza con la capital holandesa, ámsterdam, se tiene que buscar en el continuo tránsito fluvial de embarcaciones recreativas y de mercancías.

La mejor forma de adentrarse en las calles de Ljubljana es buscando la huella de una de sus figuras insignes: el arquitecto Joze Plecnik (1872-1957), un mago de la combinación de estilos que importó a su pequeña ciudad lo mejor de la Viena de los Habsburgo. Gracias a Plecnik y su sentido de patria, el orden impera en esta capital joven, punto de referencia para todo el país.

Ljubliana - Prešernov trg/plaza Prešeren
Ljubliana - Prešernov trg/plaza Prešeren

Comenzamos nuestra visita por la plaza Prešeren o Prešernov trg. Esta plaza debe su nombre al más grande poeta esloveno, France Prešeren (1800-1849). Su poesía es el símbolo de los deseos de amor y libertad, razón por la cual uno de sus poemas "Zdravljica / Brindis" llegó a ser el himno nacional. El monumento a Prešeren fue desvelado al público en el otoño de 1905, y es obra de del arquitecto Maks Fabián y del escultor Dane Zajc. La plaza, basada en el modelo italiano, está dominada por la fachada ornamentada de la Iglesia franciscana o Franciškanska cerkev, construida entre 1646 y 1660. su gran altar es obra del escultor Francesco Robba, a mediados del siglo XVIII. Las bóvedas fueron pintadas por Matevž Langus a mediados del siglo XIX y restauradas en los años 30 por Matej Sternen. Las fachadas de Art Noveau, "Ura" y "Centromerkur" son también representativos de la plaza Prešeren.

Los tres puentes o Tromostovje, rasgo peculiar dentro de la arquitectura de Liubliana, ha sido construido a partir de un viejo puente de piedra de 1842 y dos laterales que añadió el arquitecto en 1931: Juntos constituyen una elegante entrada al casco antiguo.

Ljubliana - Franciškanska cerkev/Iglesia franciscana
Ljubliana - Franciškanska cerkev/Iglesia franciscana

Nos encontramos ya en el casco antiguo y en concreto en el mercado central o Trznica, una de las obras más importantes de Plecnik. Más que un lugar destinado al comercio de alimentos, el edificio parece un palacio noble construido expresamente para acoger suntuosas fiestas. Bajo su alargada columnata neo clásica se ofrecen todo tipo de productos del campo esloveno, vino del país, conservas, comida para llevar, ropa bisutería y, cómo no, artesanía hecha en madera y elaborados encajes de bolillos. Otro lugar de abastecimiento muy popular en la plaza Vodnikov, junto al río Ljubljana, donde se exponen verduras y frutas frescas, a menudo cosechadas en huertos particulares. Esta plaza fue creada después del terremoto de 1895, cuando el Instituto de Secundaria para señoritas y la biblioteca escolar fueron derribados, con la finalidad de hacer espacio para el mercado. Debe su nombre al monumento de Valenton Vodnik (poeta esloveno), obra del escultor Alojz Ganga. Frente al monumento hay un camino que lleva hacia la colina del castillo.

Para seguir con nuestro recorrido no dejan de visitar la Catedral de Ljubljana o Stolnica, la reforma también es obra de Plecnik. La Catedral de San Nicolás (todos los días 6:00-12:00 y 15:00 a 18:00), dedicada al patrón de los marineros, fue construida durante el siglo XIII. La iglesia contemporánea, construida según los planos del arquitecto jusuita romano Andrea Pozzo y decorada con los frescos ilusionistas de Giulio Quaglio, comenzó a edificarse en 1701. La cúpula fue añadida en 1841 por el arquitecto esloveno Gregor Macek y pintada por Matevž Langus entre los años 1843 y 1844. entre los vestigios de la iglesia anterior encontramos una dovela gótica con la cabeza de Cristo, a la derecha de la entrada principal, y una Piedad gótica de medianos del siglo XV, ubicada en el nicho de la fachada sur. El escultor esloveno contemporáneo Mirsad Begic esculpió la historia de la diócesis de Liubliana en la puerta lateral de bronce de la catedral en honor de la visita del papa a Liubliana en 1996. La puerta principal hecha de bronce, representa los 1.250 años de cristianismo en el país.

Ljubliana - Stolnica/Catedral de San Nicolás
Ljubliana - Stolnica/Catedral de San Nicolás

El palacio del obispo (Škofijski dvorec), originalmente del renacimiento, fue renovado en un edificio del temprano barroco y tiene el claustro más bello que se conserva en Liubliana. La construcción del palacio se inició en 1512, y fue ampliado con una planta más a mediados del siglo XVII. A finales del siglo XVIII adquirió su fachada actual con ornamentos en forma de guirnalda y fue unido a la catedral mediante un pasillo. Un poco más tarde el emperador Napoleón dormiría en este edificio.

El Semenišce (Seminario) ubicado detrás de la catedral, fue construido entre 1708 y 1714 y progresivamente completado hasta 1772. Soportal fue obra del escultor Luka Mislej. Los dos colosos de la fachada fueron esculpidos por Angelo Tutti. La biblioteca del seminario de este edificio fue la primera biblioteca de Liubliana y conserva valiosos manuscritos y obras impresas. También es conocida por su hermos o mobiliario y por los frescos de la bóveda pintados por Giulio Quaglio.

A pesar del parecido que tiene Ljubljana con otras ciudades, Eslovenia ni forma parte de la Europa Central, ni se la puede situar en la Europa de los Balcanes. Este pequeño país tiene un carácter propio, cuya fuerza está magníficamente representada por los cuatro dragones que guardan las esquinas del puente de los dragones o Zmajski Most. La relación del monstruo mitológico con la capital eslovena tiene su origen en una antigua historia: el héroe griego Jasón. El puente Zmajski fue construido en 1901 en lugar del anterior "puente de los carniceros" de madera para conmemorar el cuarenta aniversario de la coronación de Francisco José como emperador austrohúngaro. El puente es una construcción de hormigón y hierro, y fue de los primeros puentes de este tipo en Europa. Es considerado uno de los monumentos más característicos de la ciudad.

Ljubliana - Zmajski Most/Puente de los dragones
Ljubliana - Zmajski Most/Puente de los dragones

Bajo el Zmajski reencontramos la obra de Joze Plecnik, pues él diseñó las márgenes del río Ljubljanica después de la gran reforma de entreguerras. Las embarcaciones turísticas que zarpan de la plaza Prasernov, en el casco antiguo, ofrecen una perspectiva distinta de la ciudad: su cara fluvial, con los palacios e iglesias reflejándose en las aguas. Los barcos navegan hacia los barrios de Krakovo y Trnovo, separados por el canal Gradascia. El encanto de Karnovo reside en el aire medieval de sus callejuelas y casas; en Trnovo la muralla romana del siglo I a.C. y el sus calles son un variado estilo arquitectónico.

El principal punto de interés de Liubliana es la colina del Castillo o Ljubljanski grad. Las excavaciones demuestran que la colina fue fortificada por primera vez en el tiempo de los celtas e ilirios y que los romanos tuvieron allí un puesto militar. Los orígenes del castillo medieval datan del siglo IX, aunque no es mencionado hasta 1144. En este tiempo fue la sede del gobernador provincial Spanheim, quien también acuñó su moneda aquí. Adquirió su imagen actual después del terremoto de 1511 y de las posteriores restauraciones a principios del siglo XVII. Hasta las primeras décadas del siglo XVII fue habitado por los gobernadores provinciales, aunque luego se convertiría en una guarnición y cárcel provincial. La restauración del castillo ahora casi está completada, de modo que las dos salas de boda, la torre, la capilla y la cafetería están abiertas a los visitantes, mientras que el resto de las áreas restauradas son utilizadas para numerosas actuaciones ocasionales, exposiciones y funciones sociales. Cerca del castillo está el monumento de la rebelión de los campesinos eslovenos (de Stojan Batic, 1974).

Ljubliana - Ljubljanski grad/Castillo
Ljubliana - Ljubljanski grad/Castillo

El castillo actual es posterior a aquél que fue sede del dominio feudal de los duques carintianos Spanheim. Ellos fundaron la ciudad entre 1220 y 1246 en la falda de la colina donde se situaba el Castillo. En 1335 el castillo, que fue el centro de la provincia de Carniola durante muchos años, pasó a ser propiedad hereditaria de los Habsburgo. El castillo actual, más grande que los anteriores, fue construido por orden del Duque y más tarde del Emperador Federico III. Tuvo su origen en un plan deliberado durante la segunda mitad del siglo XV para construir una fortaleza con un espacioso patio dentro de un fuerte con un perímetro circular amurallado, que comprendiera las torres de las esquinas y las dos torres de la entrada. Aparte de la capilla gótica del castillo que fue consagrada en 1489, todo el interior de los actuales edificios del castillo tuvieron su origen en los siglos XVI y XVII, cuando se formaron las estructuras principales y las siluetas características del castillo. Esa fue la época de oro del Castillo de Liubliana. Hasta 1848 no apareció el mirador, elemento característico del complejo del castillo, como se puede ver en las ilustraciones del historiador Valvasor.

Hasta 1814 el castillo estaba en tan mal estado que lo utilizaron de cárcel durante cierto tiempo. En 1905 las autoridades de la ciudad de Liubliana se lo compraron al Estado ya que existían serias intenciones de restaurarlo. El arquitecto Jože Plecnik lo consideraba la corona de la ciudad y la acrópolis cultural eslovena, pero sus ambiciosos planes nunca se realizaron.

El ayuntamiento o Rotovž. El,primer edificio erigido aquí en 1484 fue reconstruido en 1718 según los planes del arquitecto Gregor Macek. Ha preservado varios monumentos conmemorativos del pasado de Liubliana, incluso la fuente de Hércules y Narciso (la obra del taller de Robba) y el auditorio gótico, donde en los siglos XVI y XVII residentes de Lubliana acudían a representaciones teatrales interpretados por comediantes ambulantes. Hoy en día es la sede de Ayuntamiento de Liubliana. Frente al edificio se encuentra uno d elos monumentos más representativos de Liubliana, la fuente con esculturas alegóricas de los tres ríos de Carniola: el río Sava, el Krka y el Liublianaca. Fue creado en 1751 por Francesco Robba, el escultor más importante de Liubliana en el siglo XVIII.

Ljubliana -  - Rotovž/Ayuntamiento
Ljubliana - Rotovž/Ayuntamiento

La plaza municipal, la plaza vieja y la plaza superior o Mestni Trg, Stara Trg y Gornji Trg son tres plazas, que representan el casco antiguo, rodean la falda de la colina del castillo. Casi todas las casas son barrocas: sólo algunas con los ejes en ángulo recto a la calle han conservado su trazado medieval. Al igual que la catedral domina a Mestni trg, la iglesia de San Florian (1672) domina a Gornji trg. Desde aquí lleva al castillo un camino que, junto con sus alrededores, fue trazado por el arquitecto Jože Plecnik.

Plaza de Levstikov o Levstikov trg. La iglesia de San Jorge fue reconstruida por los Jesuitas entre 1613 y 1615 al lado de su monasterio, que también fue la casa de la primera escuela de educación superior de Liubliana (teología, filosofía y medicina) y la primera escuela de música. El altar de la iglesia fue esculpido en 1732 por F.Robba, quien también vivió en esta plaza, y el altar de la capilla de San Francisco Javier (1667-1670) fue obra de Jacopo Contieri, Paolo Groppelli y Angelo Tutti. Después del terremoto de 1895, los dos campanarios fueron demolidos y reemplazados por uno solo, que ahora es el campanario más alto de Liubliana. Luego le añadirían también la sacristía. El santuario de María, ubicado en la plaza, fue levantado en el siglo XVII como muestra de la gratitud tras el paso de los Turcos por el país sin causar los estragos que afectaron de manera contundente a otros países. Jože Plecnik volvió a diseñar la plaza en 1927 dándole su imagen actual. Al norte de la plaza se encuentra el Palacio de Gruber, del Barroco tardío, construido por Gabriel Gruñeren el año 1770. Dicho palacio oculta una escalera oval de estuco con una apilla en el primer piso y una cúpula encima. La capilla, cuyas pinturas muestran escenas de la vida de María, fue decorada por J.Kremser Schmidt. Los frescos de la cúpula fueron pintados por Andrej Herrlein.

Cruzamos El puente de los zapateros o Cevljarski most, que antes de la intervención de Jože Plecnik competía con el Ponte Vecchio de Florencia, pues estaba cubierto y en él se alineaban también los talleres de artesanos a quienes debe su nombre. La puerta principal de la ciudad solía hallarse en el lado del casco antiguo. Antes de 1484, la sede de las autoridades municipales se encontraba en una galería construida encima de la calle que lleva del castillo al puente. Los esqueletos que, según la tradición popular, fueron encontrados cuando se demolieron los antiguos muros, hacen pensar que los tribunales municipales también se encontraban en este edificio.

Ljubliana - Río Liublianaca
Ljubliana - Río Liublianaca

La plaza de la Revolución Francesa o Trg Francoske Revolucije. Toda la parte suroeste de la muralla de Liubliana pertenecía a la Orden Teutónica: los Caballeros de la Cruz (Križniki): y todo el complejo desde La Plaza de la Revolución Francesa, calles Gosposka, Zoisova y Emonska hoy en día todavía se llama Križanke. Los Caballeros de la Cruz vivieron aquí ya a principios del siglo XIII, cuando aquí había un monasterio. La iglesia de Santa María se menciona por primera vez en fuentes en 1268. En el mismo sitio fue construida la iglesia actual, edificada según los planes del veneciano Domenico Rossi. En el siglo XVIII el monasterio fue ampliado y reconstruido. Hoy en día, todo el conjunto monástico que fue reconstruido por Plecnik en los años 50 sirve principalmente como escenario a los festivales de Liubliana. Consta de un auditorio grande al aire libre (el Teatro de Verano) con 14oo plazas y un atrio con 400 plazas. La columna en memoria a la Iliria Napoleónica de Plecnik, con la cabeza del emperador en relieve adornada con guirnaldas y con los versos de Vodnik de su "Oda a la Iliria resucitada" está cerca de Križanke y de la Plaza de la Revolución Francesa. Dentro de la columna se encuentran las cenizas de la sepultura de un soldado francés que cayó en 1813 en una batalla contra los austríacos. Otros elementos de esta plaza que también merecen la atención son la escultura en memoria al poeta Simón Gregorcic (por el escultor Zdenko Kalin) y el palacio de los Condes de Auersperg, hoy en día sede del Museo Municipal.

La plaza del congreso o Kongresni Trg. Básicamente creada al estilo barroco, fue trazada en su totalidad para el Congreso de la Santa Alianza de 1821. El extremo sur de la plaza está dominado por el edificio de la Universidad de Liubliana o Univerza. Más de 50.000 estudiantes y 41 institutos generan un poderoso potencial científico en la ciudad. El edificio mismo fue erigido como palacio ducal entre 1898 y 1902. Al lado de la Universidad está el Palacio de la Filarmónica Eslovena o Philharmonija, levantado en 1891 sobre los cimientos del Teatro Provincial que fue destruido por un incendio. La Filarmónica Eslovena está entre las más antiguas sociedades de música de todo el mundo, ya que su precursor, la Academia philharmonicorum, había sido establecida en 1701. Grandes nombres como Haydn, Beethoven, Paganini y Brahms fueron miembros honorarios. Schubert solicitó el puesto de director de la Orquesta Municipal aquí y Gustav Mahler fue director en la temporada 1881- 82. Adyacente a la Filarmónica se encuentra una casa Biedermeier, ahora sede de la editorial eslovena más antigua, Slovenska matica, fundada en 1894. El norte de la plaza está dominado por Kazina, un bonito ejemplo de arquitectura clásica. En el parque, llamado Zvezda (Estrella), entre los restos de los muros de la antigua Emona hay una copia de la estatua dorada del Ciudadano de Emona, que realmente fue encontrada aquí en 1836, y que al principio fue confundida con la estatua del emperador Constantino.

Ljubliana - Vista desde el Castillo
Ljubliana - Vista desde el Castillo

La iglesia ursulina de la Santa Trinidad o Uršulinska Cerkev. Se considera como una de las obras de arte Barroco más bella de la ciudad. Aunque se desconoce el nombre del arquitecto que concibió esta obra maestra, no es difícil reconocer elementos característicos de la escuela de Andrea Palladlo del norte de Italia del Barroco tardío. En el interior de la iglesia, que está sin pintar, hay un gran altar, la mayor obra de Francesco Robba. Las pinturas en los altares laterales son obra de Valentín Metzinger. Algunas de estas pinturas, incluidas tres del pintor Palma "El joven", fueron trasladadas aquí desde la antigua iglesia Capuchina. Frente a la iglesia está situada la famosa columna de la Santa Trinidad, hecha de madera en 1693 en agradecimiento a que la ciudad fuera liberada de una plaga. En 1721 fue tallada en piedra y más tarde renovada dos veces. Hoy descansa sobre la columna sólo una copia de la escultura, ya que el original está conservado en el Museo de la Ciudad.

La plaza de la República o Trg Republike. Esta es la plaza central de Liubliana, y fue concebida por el arquitecto Edo Ravnikar. Aquí se encuentra un monumento a la resistencia, obra del escultor Drago Tršar. En el lado norte de la plaza se halla el Parlamento de la República Eslovena (del arquitecto V. Glanz, 1954 -1959) con sus monumentales portales, obra del escultor Z. Kalin y K. Putrih. Adyacente al Parlamento, en el parque, está el sepulcro de los héroes nacionales, obra de Edo Mihevc y del escultor Boris Kalin. Hacia el este y hacia el sur, la plaza enlaza con un centro comercial, la sede central del banco Nova Ijubljanska banka, con la sede de otras compañías y el Centro Cultural y de Congresos Cankarjev Dom.

Muy cerca se encuentran los Jardines del Tivoli, un lugar ideal para un descanso durante el verano. La mansión de Tivoli o Tivolski Grad, situada en el corazón de este parque, fue levantada en el principio del siglo XVII por los Jesuitas. Después de la disolución de su orden fue la residencia veraniega del obispo de Liubliana, y a mediados del siglo XIX se convirtió en propiedad del mariscal austriaco Radetsky, quien le dio su apariencia actual. La mansión ha sido recientemente restaurada y ahora da cabida al Centro Internacional de las Artes Gráficas.

(a 68 Km.) Pivka: Vamos a dormir a una granja situada a 1 Km. de esta población, justo antes de entrar a Trnje.


 

Anterior | Menú Eslovenia | Siguiente


Eslovenia