Viaje a Irán

Día 5 Yazd

Yazd: La ciudad histórica de Yazd, de 3.000 años de antigüedad, inscrita en el 2017 en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, se sitúa en el medio de la meseta central iraní, un oasis entre los desiertos de Lut y Kavir y cerca de las rutas de las especias y de la seda. Es un ejemplo del uso de recursos limitados para garantizar la vida en el desierto. El agua llegaba a la ciudad por un sistema de qanats, destinados a captar agua de las capas freáticas. La ciudad posee un museo del agua. Los edificios de la ciudad antigua son de tierra y mantienen un alto grado de conservación, perdurando sus barrios tradicionales, el sistema de qanats, las viviendas tradicionales, los bazares, los hamames, las mezquitas, las sinagogas, los templos zoroastrianos y el jardín histórico de Dolat Abad.

Yazd - Ciudad vieja

Yazd - Ciudad vieja

Tras desayunar, vamos caminando a través de la ciudad vieja, un conjunto de laberínticas calles, algunas de ellas cubiertas, que pasan junto multitud de casas de adobe. En Yazd destacan sobre los tejados la enorme cantidad de torres de viento (bâdgir) que encontramos. El bâdgir es un dispositivo arquitectónico de tradición iraní utilizado durante muchos siglos para proveer de ventilación natural y refrescamiento al interior de los edificios. En algunas puertas antiguas observamos la presencia de dos picaportes diferentes, uno alargado para los hombres y otro redondo para las mujeres, ambos con un sonido diferente, para diferenciar el género del que está llamando.

Yazd - Mezquita del viernes

Yazd - Mezquita del viernes

La mezquita del viernes (siglo XII) todavía está en uso hoy en día. Primero fue construido bajo Ala´oddoleh Garshasb de la dinastía de Al-e Bouyeh. La mezquita fue reconstruida en gran parte entre 1324 y 1365, y es uno de los edificios sobresalientes del siglo XIV de Irán. La mezquita es un bello ejemplar del estilo Azari de la arquitectura persa. La mezquita está coronada por un par de minaretes (52 metros de altura y 6 metros de diámetro), el más alto de Irán, y la fachada del portal está decorada de arriba a abajo en deslumbrantes azulejos, predominantemente de color azul. En el interior hay un largo patio con arcadas donde, detrás de un iwan del sudeste profundo, se encuentra la cámara del santuario (shabestan). Esta cámara, bajo una cúpula achaparrada, está exquisitamente decorada con mosaicos de loza: su alto Mihrab de azulejos, fechado en 1365, es uno de los mejores de su tipo que aun existen.

Yazd - Complejo Amir Chakhmaq

Yazd - Complejo Amir Chakhmaq

La prominente estructura del complejo Amir Chakhmaq tiene una fachada elaborada de tres pisos de nichos arqueados simétricos. Es uno de los Hussainía más grandes de Irán. En el centro hay dos minaretes muy altos. Se dice que la escalera de caracol en uno de los dos minaretes crea una sensación de claustrofobia, mientras que proporciona vistas de Yazd. El complejo también contiene un caravasar, un tekyeh, una casa de baños, un pozo de agua fría y una confitería. La casa de baños, en la parte delantera del edificio tiene alrededor de 600 años. Las arcadas se han agregado recientemente en los flancos para proporcionar seguridad frente ql tráfico. Solo el primer piso es accesible. Hay un complejo comercial en el sótano de la estructura. En la esquina de la tekyeh, hay un nakhl, descrito como un "objeto fuerte de madera con accesorios metálicos y clavos muy grandes". Fue venerado durante el festival de conmemoración chiita de Ashura.

Yazd - Templo del Fuego (Ateshkadek)

Yazd - Templo del Fuego (Ateshkadek)

El Templo del Fuego (Ateshkadek), la sede más importante del zoroastrismo en Irán, fue seguramente el edificio que más nos decepcionó. Además de estar bastante alejado del centro histórico, en el interior del templo únicamente destaca el altar con fuego que según dicen se ha mantenido encendido desde el siglo V. La fotografía de la fachada del templo, reflejada sobre el estanque si que ofrece una bonita estampa. A la hora de la puesta de sol volvemos a la ciudad vieja y, desde la azotea del mirador de una biblioteca/café, tomamos un té y sacamos millones de fotos de los tejados, cúpulas, minaretes, torres del viento y montañas acariciadas por los últimos rayos del sol.

Yazd - Puesta de sol

Yazd - Puesta de sol

Tras la puesta del sol callejeamos por las calles del Khan bazar, en la que descubrimos un antiguo horno de pan, parte del sistema de canalización del agua, muchas tiendas de artesanos, etc. Esperando la hora de cenar, descansamos tomando un té justo detrás de la mezquita del viernes. Para cenar acudimos a uno de los restaurantes recomendados por nuestra guía de viaje, el restaurante Marco Polo ubicado en el Orient traditional hotel. Comida exquisita y desde su terraza unas vistas increíbles sobre la iluminada mezquita del viernes y la cúpula del mausoleo Seyed Rokn Addin.